01:43 h. Martes, 21 de Noviembre de 2017

Chismes

CHISMES

El resurgimiento de las ferias barriales y el club del trueque, una realidad que volvió a Río Gallegos.

Hace más de seis meses, que no hace falta ser un caminante de las calles o un comprador compulsivo para notar el significativo aumento de ferias convencionales, de pulgas y barriales. Donde ya no sólo se ofrecen manualidades regionales o locales, sino que ahora se incluyen artículos del hogar usados (vasos, tazas, cubiertos, sillones, colchones, zapatillas, entre otros). 

 |  05 de Julio de 2017 (00:38 h.)
Más acciones:

Hace más de seis meses, que no hace falta ser un caminante de las calles o un comprador compulsivo para notar el significativo aumento de ferias convencionales, de pulgas y barriales. Donde ya no sólo se ofrecen manualidades regionales o locales, sino que ahora se incluyen artículos del hogar usados (vasos, tazas, cubiertos, sillones, colchones, zapatillas, entre otros). La decadencia económica, política y en síntesis social hace que la clase proletaria y trabajadora de Río Gallegos, tenga que salir a “rebuscársela” como puede, recurriendo a antiguas profesiones, las cuales les generen ingresos extras para las flacas billeteras de los citadinos.

Para las generaciones jóvenes, muy poco sabrán de los lecops, los patacones y los clubes de trueque. Pero lo que se ve hoy en Río Gallegos y, seguro más temprano que tarde en el resto de la Patagonia, es el avance de un capitalismo brutal, el cual desconoce particularidades y, en este último periodo de avance neoliberal, deja a las claras quienes son los que más pierden.

Por otra parte no hay que desconocer la culpabilidad de este último gobierno peronista, justicialista, kirchnerista o cristinista, llámese como quiera. Dado que corruptos o no, habla de una total ineficacia para dar respuesta a las necesidades de su provincia, no atendiendo las problemáticas estructurales sino más con la colocación de personas en entes estatales, municipales y provinciales. Los cuales en tan maño número resultan improductivos, ineficaces y lamentablemente innecesarios. No potenciando las ramas claves a desarrollar en esta rica provincia como petróleo, gas, oro, plata, energías mareomotriz, solar, eólica o carbonífera cuando se tuvieron las oportunidades a nivel nacional.