05:44 h. Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Policiales

POLICIALES

Compartir: Se pide ayuda para la familia que perdió todo en el incendio de ayer en el barrio 213.

Sucedió en la mañana de ayer, en una casa de calle Juan Esteban al 400. Una familia que se calefaccionaba con carbón, perdió todas sus pertenencias, debido a que se produjo un incendio en su casa. Al parecer un sillón comenzó a incendiarse debido al calor provocado con el carbón. Afortunadamente no hubo lesionados.

Teléfono de Contacto: 2966-345896

 |  20 de Septiembre de 2017 (16:40 h.)
Más acciones:

En la mañana de ayer, cerca de las 11:00, en una casa de calle Juan Esteban al 400, donde reside una familia, uno de los moradores se encontraba descansando. Según se pudo saber, este hombre se habría despertado, cuando vio que en la cocina había fuego, por lo que rápidamente se levantó y salió de la casa, que rápidamente era consumida por el fuego.

En el lugar se hizo presente el personal de la Seccional Segunda y del Cuartel Central de Bomberos, quienes a su llegada comenzaron a sofocar el fuego, ya que éste se extendía por toda la casa.

Los uniformados preventivamente solicitaron una ambulancia para que asistiera a la familia y fue el hombre, quien manifestó que él tenía un brasero con carbón encendido para calefaccionarse, creyendo que éste fue el motivo del siniestro.

Cuando llegó la ambulancia, el médico revisó preventivamente al hombre que estaba descansando cuando se desató el siniestro y luego fue llevado preventivamente al nosocomio local, donde recibió atención médica y luego revisado por el médico policial de turno, quien certificó que no había sufrido lesiones de ningún tipo.

 

Pericias

Una vez que se terminó de sofocar el fuego, el personal de Bomberos inspeccionó la casa y constató que no quedaran llamas encendidas que lo reavivaran. Una vez finalizado con esto, se realizaron las pericias del caso.

Los peritos de bomberos comenzaron con la búsqueda de indicios, según pudo saber este medio, se determinó que el fuego se originó de manera accidental debido al sillón que estaba cerca del brasero comenzó a arder y el morador no logró sofocarlo. 

 

Pedido de ayuda

Por otra parte se supo que en las redes sociales, una sobrina de la propietaria de la vivienda apeló a la solidaridad de la comunidad en general para pedir colaboración para poder empezar a arreglarle la casa, “lo que tengan sería de mucha ayuda, muchas gracias desde ya, dejo mi número de celular para que se comuniquen 2966-345896”, concluye el mensaje.

 

 

Recomendaciones

Para evitar estos accidentes derivados del mal uso de la calefacción, hay una serie de consejos que debería seguir:

-Colgar o acercar ropa a las estufas o calefactores puede generar un incendio de rápida propagación.

-Evitar utilizar el horno para calefaccionar ambientes.

-No conectar equipos eléctricos más allá de la capacidad de la línea.

-No guardar o acercar líquidos inflamables cerca de los artefactos a gas.

-En caso de utilizar calefacciones a llama, se recomienda dejar abierta una rendija de la ventana, para que se ventile el lugar.

-El uso de braseros o fuego para calefaccionarse en el interior de las viviendas genera altas concentraciones de monóxido de carbono, su uso en el interior de los hogares es altamente peligroso para la vida de las personas y los animales.

-Sobrecargar sistemas eléctricos con equipos de calefacción puede provocar un cortocircuito y un posible incendio. Por eso, la revisión de los consumos de los aparatos electrónicos y chequear las instalaciones eléctricas de la vivienda es una buena práctica de prevención. La mayoría de los incendios de origen eléctrico se producen por sobrecarga o aparatos en mal estado.

-El mantenimiento de los equipos de calefacción disminuye considerablemente el riesgo de incendios. Antes de usarlos revisar el estado en el cual se encuentran, así como también chimeneas.

-Asegurase de que su calentador y/o caldera de gas haya pasado la inspección técnica correspondiente por personal calificado, asegurando así el correcto funcionamiento.

-Si percibe olor a gas de alguna estufa o cualquier otro aparato, no encienda ni cerillas ni mecheros, ventile la vivienda y cierra la llave del gas.

-Las velas también pueden ser peligrosas. No las deje nunca encendidas si no se encuentra en la habitación o bajo su supervisión.